ALFAJARIN.familia BUERIA


PRESENTACION

PAGINA-PRINCIPAL

PAGINA DOS

PAGINA TRES

EL CONTEXTO

LA GUERRA

LISTA DE FUSILADOS

LISTA DE EXILIADOS

ZARAGOZA

MUERTOS "NACIONALES"

UN BUERIA SANTO

QUE FUE

FOTOS

CORREO

FAMILIA GARVI

FAMILIA BUERIA

CELESTINO

SUINAGA

GRACIAS

Canciones nacionales









Canciones (rojos)







parte clara : rojos
obscura nacionales julio1936

Septiembre 1936
parte clara "rojos"
parte osbcura "nacionales

Septiembre 1937. Los nacionales
ganan terreno

Julio 1938. los nacionales llegan
al mar y cortan la Républica en dos partes

Cataluña cae también en febrero 1939

Marzo 1939 Franco ha pasado.

 

LA FAMILIA BUERIA

 

El 4 de diciembre de 1936, mi padre Fernando Buería Aznar, mi madre Mariana Julián Puyol y ms dos hermanas Aurora 6 años y Libertad (ahora Paulina) 4 años entraban en el monte por enfrente la "revuelta Santa Cruz". Se escapaban porque pensaban estar en peligro de muerte. Habían oído que el nombre de Fernando estaba en la lista -dictada por personas de Alfajarin- de las 86 personas a fusilar y, aunque el comandante ya había prohibido los fusilamientos, quedaba el miedo que cualquier hecho pudiera hacer cambiar esta decisión.
Aquella noche, como otras setenta personas, huían abandonándolo todo: familiares, hogar, cosechas,. Cada uno llevaba a las espaldas unas cuantas cosas recogidas en una manta, seguramente las cosas que más valor tenían para ellos y huían de la locura de los hombres sin saber adónde iban ni qué porvenir les esperaba

Mi padre que conocía muy bien el monte ya que trabajaba en él desde los 11 años, pero, bien sea por la obscuridad o por el miedo, se equivocó y en cuenta de adentrarse en el monte, siguió una línea paralela al pueblo. En cualquier momento podían haber caído en manos de los "nacionales" con el peligro que esto representaba.
Aquella noche no murieron por milagro. Cuando mi madre se dio cuenta que estaban perdidos, empezó a "renegar" como se dice en Aragón y debió levantar la voz. Habían llegado a las "Portilladas" en pleno frente. Entonces se oyó una voz: -" Alto. ¿Quién vive?"- Y mi padre, otra vez por miedo seguramente, contestó lo contrario de lo que tenía que haber hecho y dijo: -" ¡España!"- y España era la contraseña de los "nacionales"
El centinela gritó con voz amenazadora: -"¿España?"- y levantó el brazo con una bomba de mano. –" ¡No, no!"- Dijo mi madre- Somos una familia de Alfajarín que nos escapamos del pueblo"-
Entonces cambió todo y fueron acogidos con gran alegría. También encontraron gente de Nuez, Villafranca y de otros pueblos de cerca.
No tengo muchos elementos para contar los sufrimientos que pasaron mis padres. Hablaban de detalles y, por el lugar que estaban, puedo situarlos en el tiempo.
Primero, a mi madre y a mis hermanas estuvieron alojadas en La Almolda en una casa de "ricos". Los "rojos" les habían obligado a acogerlas. En esta misma casa metieron a la que más tarde sería mi tía Pilar Pueyo, casada con mi tío Hipólito, hermano de mi padre. 25 ó 30 años después llevé a mi madre a aquella casa. Cuando nos anunciemos, noté una reticencia en la mujer que nos abrió y nos preguntó: -"¿Es Mariana o Pilar? Y cuando dijimos que era Mariana nos dejó entrar. Mi tía dejó muy mal recuerdo. Se comportaba como si fuera la dueña. Se servía de la vajilla la primera, insultaba a los dueños y les cantaba canciones revolucionarias para humillarlos. Cuando mi madre intentaba razonarla y le decía que fuera más moderada, se reía y hacía lo contrario.
En esa casa, además de los padres, vivía una hija, que era monja y un hijo soltero (Por lo menos eso es lo que he creído siempre). La monja, dado el clima de guerra y el odio que tenían las izquierdas a los curas, frailes y monjas y todo lo que se pareciera a la religión, había vuelto a casa de sus padres abandonando sus hábitos. Las mujeres en general, sufrieron un poco menos fusilamientos que los hombres y fue el caso de esta monja. Aunque fuera vestida de seglar, todos sabían lo que era, pero los milicianos prefirieron atacarse a su hermano. Armados de horcas, lo cogieron y, como era el tiempo de la trilla le hicieron cargarse un saco de trigo y le dijeron que tenía que dar la vuelta al pueblo y si no podía o si se caía lo mataban a horcazos. Después de burlarse de él durante toda vuelta, lo fusilaron delante de una pajera. Esto y que mi padre fue afectado a la intendencia es todo lo que oí del paso de mis padres por la Almolda.

Foto cogida en la Almolda en 1937. En la Almolda al principio de la guerra. Lo peor quedaba por llegar. A la izquierda mis hermanas Aurora y Libertad. A la derecha mi padre, mi madre y yo que ya empezaba à engordar a mi madre.

También oí a mi madre contar en tono de reprobación el asesinato de los dos hombres de Alfajarín que habían subido tranquilamente al monte a buscar sus cosechas. Cuando lo contaba y mi padre estaba presente solía dar un gruñido que nunca he sabido interpretar. No creo que él estuviera relacionado con este crimen, pero sí sé que eran gente de Nuez y de Villafranca.
Hago un paréntesis para comprobar que, aunque mi abuelo paterno había pasado de jornalero a una situación bastante holgada en muy pocos años, de sus siete hijos tres eligieron los rojos. Dos de sus yernos hicieron lo mismo; un tercero prefirió el silencio político. El último, que entró en la policía de Zaragoza, sospecho -sin que pueda asegurarlo- que era más bien de parte de los nacionales, pero como era demasiado joven y no participó en la guerra.
Tampoco noté en mis padres una posición política muy marcada. Si cuando hablaban de los "nacionales" les llamaban los malos. Sin embargo creo que lo hacían más hablando de la gente del pueblo que en plan nacional o político. Lo que nunca he llegado a entender es que le pusieran el nombre de Libertad a mi hermana, pero para entender esto habría que situarse en contexto de la época.

Mi padre casi no hablaba de la guerra. De todas maneras hablaba muy poco No le oí una sola palabra de todo el tiempo que estuvo en el frente. Lo único que contaba era una anécdota sobre los pagadores:
Por lo que se ve estaba en Intendencia y, cuando los pagadores venían de Barcelona, con los sacos de billetes para pagar los soldados, seguramente que estos señoritos llamarían al buen y fuerte campesino Fernando para que los descargarse. Así pudo escuchar unos comentarios que nunca les perdonó. Estos se reían diciendo-"Estos imbéciles no saben que les damos unos papeles sin ningún valor"- Años después aun lo nombraba con rencor. Pero que hizo, durante estos tres años. Esto, nunca lo he sabido.

Otro de los pocos temas que hablaba era de su estancia en el campo de concentración de Argelès sur Mer donde estuvo encerrado desde el mes de Febrero hasta el mes de Agosto de 1939.
Este el resumen de lo que pudo contar por bribas. -"Cuando entremos en Francia, los gendarmes nos cogían los fusiles y los tiraban en un montón en la cuneta -¡Con el cuidado que teníamos que tener con ellos y además estaba lloviendo!- Luego nos metieron de malas maneras detrás de unas ambradas sin ningún abrigo en la playa. Teníamos que hacer agujeros en la arena, como hacen los animales para protegernos del frío.- Para hacer nuestras necesidades, (no eran estas sus palabras) íbamos en un rincón de la playa, el olor era inaguantable. Cada día venía un camión y se llevaba cuatro o cinco muertos. Una mañana al despertarnos teníamos un manto de nieve encima.

............
Hacia la frontera francesa y el exilio. Foto del Ministerio de la Defensa Francesa

La segunda etapa para mi madre, hermanas y seguramente para mucha de las mujeres de milicianos, fue Alcarraz (ahora Alcarràs). En ese pueblo debieron vivir, no sé en qué condiciones, unos cuantos meses.

LA RETIRADA.
En las fotos que podemos ver de aquellos días terribles, se ve gente andar por la nieve con algunos objetos reunidos en una manta en los hombros. Poco a poco habían abandonado lo que no era imprescindible. Solo conservaban unas mantas, alguna ropa, una cacerola, una sartén y las fotos de sus familiares. Venían de todos los frentes, algunas veces con los pies envueltos en unos trapos. Escondiéndose donde podían cuando los aviones enemigos les tiraban bombas o los ametrallaban. Algunos venían andando desde Barcelona.
En el "BOULOU" bajo la lluvia o la nieve y sin ningún miramiento se mandó a los hombres por un lado, las mujeres y los niños por otro. A mi madre, mis hermanas y yo, nos mandaron a VITRY le FRANCOIS. Mi padre fue a parar detrás de las alambradas de la playa de ARGELES sin ningún abrigo ni techo (Era en el mes de febrero de 1939) y estuvo allí durante siete meses. Se construyeron campos de concentración parecidos en SAINT CYPRIEN, ARGELES, SEPTFONDS, GURS, LE BARCARES, LE VERNET D'ARIEGE, RIEUCROS, NOE, AGDE, hasta un total de quince o más. Algunas quinientas mil personas pasaron así la frontera y encerradas hasta que encontraron trabajo.
En casi todos libros que hablan de ARGELES, se dice que los diez primeros días, a los prisioneros no se les dieron ni agua potable ni ningún alimento. No le oí nada parecido a mi padre y no sé si es verdad o no, pero lo que sí contaba, con una expresión de horror aún años después, los cuatro o cinco muertos diarios que los camiones franceses se llevaban sin que nadie supiera adonde. –"¡Era el agua que nos traían en unos bidones, decía! Las condiciones climáticas (estaban junto al mar y ese mes de febrero fue extremadamente frío) la falta de higiene, el miedo y la tristeza acabó con los más débiles. Decía también –" íbamos a c......(hacer nuestras necesidades) en un rincón de la playa). ¡El olor era insoportable! "- Y: -"hacíamos agujeros en la arena para protegernos del aire y del frío, como hacen los animales."-
Los sufrimientos que pasaron durante la guerra tuvieron que ser atroces. El carácter de los "del campo" no los dejaban ver y casi ni los nombraban
......
Asi naci yo. Pararon el camion en una caseta junto a la carretera.
Foto tomada en la finca de Quinçay (Loir et Cher) cuatro años después de haber salido del campo de concentración de Argelès. Los amigos de mis padres, refugiados como ellos, se reunían allí para compartir sus recuerdos. De izquierda a derecha: Carlos,... ? ...., Casimiro, ......?...., Gregorio(de Nuez) ,mi hermana Aurora, yo, mi hermana Libertad (Pauli), mi padre, mi madre y Luis.

Diez años estuvieron allí y después siguiendo los consejos de mi tío Nicolás, volvieron a Alfajarín, donde les esperaban dos años terribles de sequía 1950 y 1951, el pan marrón racionado, la mala alimentación…¡y las deudas a pagar! ¡15 años de amargura!

............


 

 

si quieres pulsa en la imagen

 

 

123 • 4 • 5 << PreviousNext >>