bueria-santo




Canciones nacionales









Canciones (rojos)







ALFAJARIN

Celestino Antío.


Hay que conocer el caso de Celestino Antío. Un caso del cual nunca me he atrevido a hablar por miedo de que no me creyeran. Era un asunto tan increíble que tenía miedo que contándolo me tomaran por un mentiroso y no se creyeran el resto de esta página Web.
En un libro de Bartolomé Bennassar que he leído recientemente, este autor cuenta varios casos parecidos y he pensado: si él lo cuenta y la gente no piensa que pueda ser increíble, yo también lo puedo contar.

Mucho antes de que Celestino apareciera por la calles de Alfajarín, mi tía Pilar Pueyo que vivía en Francia desde la guerra, les decía a mis padres: -" Celestino está en Alfajarín escondido"- -"El día que nos escapemos, tenía que venir con nosotros y estuvimos esperando, esperando y al final nos tuvimos que ir sin él. Desde aquel día nadie lo ha visto ni se ha oído hablar ya de él, así que aún está allí escondido"- Mis padres se encogían de hombros y decían que era imposible.

Otros, una vez reaparecido, otros también dijeron haberlo visto, pero nadie se había atrevido a decirlo porque parecía tan imposible. ¡Y por lo tanto era verdad!

Celestino, primero se había escondido en un corral y cuando venían a buscarle, se bajaba al pozo. Toda gente de Alfajarín sabe que en los pozos se hacían "cuevas" y Celestino se escondía en las cuevas. Así que aunque alguien se asomara al pozo, no podía verlo. Después, del corral, fue a esconderse en casa de sus padres y cuando su padre se murió, dado la edad de la madre, fue a esconderse en casa de una hermana. Cuando la madre se murió, esta hermana dirá: -“¡Basta ya! ¡Ahora tienes que salir, que yo ya no te tengo en casa!”- Y así lo tuvo que hacer.
Celestino había estado 23 años escondido. ¡23 años de cárcel casi se puede decir voluntaria! Algunos dirán que por miedo a la dictadura, pero yo creo que se metió en el cepo de un engranaje del cual no sabía salir.

En Alfajarín esta actitud levantó comentarios irónicos. De hecho, Celestino tuvo que presentarse a la policía…….sobre todo para poner al día su identidad.

La gente del pueblo tenía costumbre de poner fácilmente apodos (motes) y como entonces el Papa era Juan XXIII y Celestino 23 años encerrado, la amalgama estuvo hecha pronto y Celestino Antío se convirtió enseguida en "Juan 23"

<<<<<<<<<<<<<<<Vuelta a la pagina principal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

si quieres haz clic en la imagen

 

<<Vuelta a la pagina principal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1234 5 • 678 << PrincipalSiguiente>>