ALFAJARIN. La guerra







bueria-santo








Canciones nacionales








Canciones (rojos)






 



parte clara : rojos
obscura nacionales julio1936

Septiembre 1936
parte clara "rojos"
parte osbcura "nacionales

Septiembre 1937. Los nacionales
ganan terreno

Julio 1938. los nacionales llegan
al mar y cortan la Républica en dos partes

Cataluña cae también en febrero 1939

LA GUERRA CIVIL EN ALFAJARIN



ZARAGOZA NO FUE "LIBERTADA".......

Los datos que tengo no me permiten seguir al día a día los acontecimientos. La guerra civil en Alfajarín hay que adaptarla con lo que sucedía en el resto del País.
En Zaragoza el General Cabañillas se había apoderado de la capital. En cambio en Barcelona el general González Carrasco había sido fácilmente derrotado. ¿Por qué Alfajarín, Nuez y Villafranca de Ebro se quedaron en zona nacional y Osera y Farlete en zona roja? Los que podrían contestar a esta pregunta ya están muertos, desgraciadamente.
Sin embargo he encontrado datos y hay muchas explicaciones. Podemos saber que tres columnas salieron de Barcelona hacia Aragón el 23 de julio. La una se dirigió hacia Huesca; la segunda hacia Alcañiz y la tercera hacia Zaragoza con el anarquista Buenaventura Durruti a su mando. Dicen los libros que el avance de esta última fue interrumpido a unos 20 Km. de la ciudad. 20 Km. de Zaragoza corresponden a Alfajarín y se puede suponer que pasaría esto a finales de Julio o primeros de agosto y, como los italianos aun no habían llegado a España, también se pude suponer que fueron principalmente los navarros quienes detuvieran la columna Durruti antes de que llegaran a Zaragoza. He oído decir recientemente a un habitante de Alfajarín que si los rojos no llegaron a Zaragoza fue porque los jefes eran "fascistas", que habían traicionado y no hicieron nada para seguir avanzando. Ese argumento era frecuente: Cuando los "rojos" perdían una batalla era porque los jefes eran traidores y casi siempre terminaban fusilados, pero en este caso no puede ser cierto.
En un documento que he encontrado en Internet, la primera explicación es que, por lo menos al principio, preponderó la falta de experiencia y de disciplina. El día 2 de agosto la columna Durruti, con más de dos mil hombres, ya había llegado a BUJARALOZ y allí estableció el primer puesto de mando. Unos días más tarde ocuparía Pina y Osera sin ninguna resistencia ya que todos sabían lo que les ocurriría en el caso que resistieran y fueran cogidos. Los que no conocen la región dicen que fueron detenidos por el Ebro. Nosotros sabemos que, en los meses de Julio y Agosto, se puede cruzar en muchos sitios casi en seco. Lo que sí pudo ser una razón es que Durruti esperara la columna Ortiz que había encontrado una resistencia inesperada en BELCHITE y QUINTO. Lo mismo le había ocurrido al Coronel Villalba en SIETAMO en su marcha hacia HUESCA.
La prudencia de Durruti fue más fuerte que su ansia de tomar Zaragoza él mismo y que su nombre quedara en la Historia aureolado con esta victoria. De hecho la columna Ortiz quedó bloqueada en BELCHITE.
Otra de las explicaciones del no avance de Durruti, no tiene nada para enorgullecer los aragoneses que somos y tampoco los catalanes: Tres avionetas pequeñas, (ya que entonces los nacionales no tenían aun los aviones que les darían los italianos y los alemanes) tiraron unas cuantas bombas de cinco o diez kilos con espoleta. Cundió un tal pánico entre los milicianos que solo quedaron unos 100 incondicionales. Estos se vieron muy apurados y tardaron varios días en poder reunir todos los que habían huido.
. Claro que esta huida se debía, como será el caso muchas veces, a la inexperiencia y al hecho que no era entonces un verdadero ejército con mando firme. Ninguno de los milicianos se creía obligado a quedarse en el frente. Pensaban que si estaban allí era porque les daba la gana y que se podrían ir cuando quisieran.
Otra de las razones fue que los anarquistas se dieron cuenta enseguida que no recibirían ninguna ayuda. Ni del “gobierno” central porque este los consideraba incontrolables y tan peligrosos o más que los militares rebeldes, ni de las “las democracias occidentales” porque aunque éstos tuvieran gobiernos de izquierdas, sus industrias habían invertido capitales considerables en España y no estaban dispuestas a perderlos. En Aragón las experiencias revolucionarias llevadas por los anarquistas iban demasiado lejos para ellos.
Los milicianos se dieron cuenta de que en Zaragoza se entraba y salía con mucha facilidad y, aunque la represión había sido durísima (la segunda de las capitales de España) y acabado con los principales militantes, aun quedaba un número muy importante de sindicalistas que podían colaborar a la toma de la capital desde el interior. Varios grupos se infiltraron para organizar esta rebelión paralelamente al ataque de las columnas libertarias. Sin embargo, la proliferación de comités (cada ataque, cada batalla se llevaba a cabo a votación y después de interminables discusiones en cada comité) la obligación de tener que consultar el comité nacional, los comités regionales de Cataluña, la Rioja, Aragón y Navarra y a estos, había que añadir el Comité Peninsular de la Federación Anarquista y el de las Juventudes Libertarias. Todo esto hizo perder muchísimo tiempo y en una guerra bien se sabe que la pérdida de tiempo puede ser decisiva en todas batallas.
También queda la pregunta: ¿por qué los anarquistas no pidieron refuerzos en todos los territorios que se habían quedados en la zona roja? Pues sí que la pidieron. Una delegación fue a Madrid y llegaron hasta Azaña, pero este les dijo que estaba como un prisionero, sin el poder de tomar una decisión fuese la fuese y lo mismo pasaba con todos los demás. Nadie sabía quién mandaba a quién.
Otra de las razones era porque Durruti se había empeñado que el “libertador” de Zaragoza. Había de ser él y nadie más que él y esto frenó todas ganas de ayudas de la parte de sus “camaradas” de partidos que tan opuestos estaban los unos a los otros.
Cuando al final ya se habían terminado las discusiones, ajustados los últimos planes para el ataque, tanto al interior como al exterior de la capital, el puesto de mando dispuesto, los hombres armados el dedo en el gatillo esperando la hora H, Ortiz hizo una llamada telefónica al puesto de mando: La "gran excursión" estaba suspendida hasta nueva orden!.

García Oliver.

Unas horas más tarde, García Oliver, otro jefe anarquista, aterrizaba en SARIÑENA. Cuando se le comunicó la noticia estalló en tacos, juramentos donde Dios salió a todos caldos, por los suelos y bastante ensuciado y toda clase de imprecaciones y aspavientos para que todos comprobaran su indignación. Dijo que iba a regresar inmediatamente a Barcelona "a pedir explicaciones a esa gente inepta que nos gobierna". Carod, encargado de lanzar los ataques desde el puesto de mando, escribió que cuando presenció este estallido de cólera se lo creyó todo, pero después descubrió que en realidad a García Oliver lo habían mandado a SARIÑENA para desactivar el malestar, la decepción y el desencanto de los combatientes.( Pocos días después "aceptaba" el puesto de ministro de la Justicia: Los ácratas entraban en el gobierno, nunca lo habían imaginado siquiera porque era contrario a su lema ni Dios, ni ley, ni amo! )
¿Qué había pasado para que esto sucediera? Sencillamente Durruti había sido llamado para ir a defender Madrid, lo que había hecho con unos 1800 hombres. La toma de Zaragoza había sido aplazada hasta su regreso porque las grandes batallas tienen que ganarlas los grandes generales según un razonamiento de la CNT.
Durruti murió pocos días después asesinado por la espalda (según los comentarios de amigos de mis padres), o sea asesinado por alguno de sus hombres o de sus "amigos" y Zaragoza no fue nunca "libertada".




si quieres pulsa en la imagen

 

<<<<<<<<<<<<<<Vuelta a la pagina principal

 

 

1234 5 • 678 << PrincipalSiguiente>>